Ley Orgánica de la Educación de 1942

La educación que imparta el Estado…será socialista
La Ley Orgánica de la Educación Pública Reglamentaria de los artículos 3º; 31 fracción I; 73 fracciones X y XXV; y 123 fracción XXII, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, se decretó el 31 de diciembre de 1941 y fue publicada el 23 de enero de 1942, durante el gobierno de Manuel Ávila Camacho. Su antecedente inmediato es la Ley Orgánica de Educación de 1940 expedida en la administración del Presidente Lázaro Cárdenas.
El artículo 2° fracción I, estableció que la misma no sería aplicable a la Universidad Autónoma de México que se regiría por su Ley Orgánica, promulgada el día 23 de octubre de 1933. Aunque así ya lo disponía la anterior, ahora también exceptuaba, en las fracciones II y III a las universidades o institutos de tipo universitario dependientes de las Entidades Federativas y a los reconocidos por las Entidades Federativas descentralizados o particulares que lo harían por sus leyes o estatutos especiales; y en su fracción IV a instituciones de este nivel que hubieren obtenido u obtuvieran en el futuro reconocimiento o autorización de la Secretaría de Educación Pública.
En este artículo señaló: “… el Ejecutivo deberá iniciar ante el Congreso de la Unión, una ley especial para la enseñanza de tipo universitario, en la que se estatuyan las bases generales para unificarla en toda la República se fijen las reglas de coordinación  en esta materia entre la Federación y los Estados, y se determinen las condiciones para reconocer la validez de los estudios universitarios realizados en planteles particulares”.
Se consideró, en su artículo 4º, de interés público la educación de cualquier tipo que, impartieran los particulares; debiendo el Estado adoptar medidas para protegerla, fomentarla y perfeccionarla.
Reiteró que la educación que imparta el Estado en cualquiera de sus grados y tipos, sujetándose a las normas de la Constitución, sería socialista.
En cuanto a la validez de la educación impartida por particulares mantuvo la facultad discrecional del  Estado para retirar su reconocimiento, sin embargo precisó que la revocación tendría efecto sólo para el futuro.
Marcaba como obligaciones primordiales en materia de educación pública, entre otras, la alfabetización de los adultos iletrados y la propagación de escuelas primarias en toda la República.
El 13 de junio de 1993, se publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto por el que se expide la Ley General de Educación que es la norma vigente en la materia y que rige para la Federación y las Entidades Federativas.
 En la actualidad, la educación es un tema estratégico para nuestra nación ya que, a pesar de las inversiones realizadas (México tiene la mayor tasa de inversión en los países de la OCDE con 21.7% del gasto, en comparación con el 13.3% del resto de los países que integran esa organización, colocándose por encima de Finlandia, Alemania, España y Japón), sólo el 3% de nuestros alumnos están en los niveles altos, en tanto que el promedio de la OCDE es de 29%; en los niveles medios, México presenta 50% de los estudiantes frente a 53% del promedio OCDE y en los niveles inferiores, el promedio OCDE concentra a 18% de los alumnos contra 48% de México
LEGISPOL, Consultores