La exposición de motivos en las iniciativas de reforma II

Cuando hay oscuridad en el significado de una ley, se puede remitir el intérprete a la exposición de motivos para esclarecer el sentido de aquélla.

Si bien la exposición de motivos se concibe como un preámbulo que encamina el sentido y motivación de una ley, también puede constituirse como una herramienta, que le sirve al intérprete de la norma, esclarecer uno o varios preceptos ambiguos u oscuros, que le son difícil precisar con la sola interpretación teleológica, concientizando de que se están tomando en consideración cuestiones  que son ajenas a la disposición legal y, por ende, no forman parte de ella[1].

Tratándose de la interpretación que haga un juzgador, los documentos del proceso legislativo resultan determinantes para fijar el sentido de la norma legal exclusivamente en aquellas instancias en que el Juez decide atender las razones contenidas en ellos, por estimar que son de peso para resolver el problema de indeterminación que se le presenta en el caso concreto. Por tanto, al no tener un carácter jurídico vinculatorio, sino persuasivo, resulta evidente que lo dispuesto en éstos, en los casos en que se encuentre en contradicción con lo prescrito en la norma jurídica, no puede provocar un conflicto que deba resolver el Juez para poder fijar el alcance de la disposición aplicable al caso particular, lo que sí acontece cuando dos normas jurídicas de igual jerarquía se encuentran en contradicción. Así, la función de los documentos del proceso legislativo se limita a orientar al juzgador sobre la manera de integrar o colmar lagunas en aquellos aspectos en que la norma resulta indeterminada, pero no en competir con ella sobre la prescripción que debe prevalecer respecto de cuestiones que sí están previstas en aquélla[2].

De lo anterior, podemos entender como documentos del proceso legislativo, aquellos que impulsan alguna etapa del proceso, como la exposición de motivos contenida en la iniciativa de leu o las consideraciones del dictamen aprobado en el Pleno de cualquier Órgano Legislativo.

LEGISPOL, Consultores

[1] Ver tesis con rubro “EXPOSICIÓN DE MOTIVOS Y DEBATES DEL LEGISLADOR. NO FORMAN PARTE DE LA LEY”, sustentada por el Séptimo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito.
[2] Ver tesis con rubro “LEYES. ALCANCE DEL CONTENIDO DE LOS DOCUMENTOS QUE INTEGRAN EL PROCESO LEGISLATIVO PARA FIJAR SU SENTIDO.”, sustentada por el Tribunal Pleno en Materia Común.