El Dictamen sobre Iniciativas de Ley

Lex est quod populus romanus senatorio magistratu interrogante veluti consule constituebat

El Doctor Mateo Goldstein[1]sostiene que la Leyse caracteriza por: a) Sólo puede ser dada por el Poder Legislativo; b) Contiene la voluntad de un soberano por  lo que debe obedecerse, diferenciándose por eso de la obligación constituida en pacto, que sólo resulta de la aceptación de la promesa; y c) Toda Ley es una regla a la que el ciudadano del Estado en el que se da, debe a justar sus actos libres. Para los efectos del presente trabajo, nos abocaremos al inciso a), es decir, a la aprobación de la Leyen el Poder Legislativo.

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establece en sus artículos 73 y 116, que el Poder Legislativo Federal y el de los Estados tiene como encomienda la facultad de dictar leyes. En el caso del Distrito Federal, el artículo 122 de la Carta Magna prevé las materias en que la Asamblea Legislativaestá en aptitud de legislar.

Es en las normas que regulan la organización interna de los Poderes Legislativos, donde se establece un procedimiento de dictaminación de las iniciativas para crear o reformar leyes que son presentadas al Pleno. Así, se prevé la creación de Comisiones compuestas por grupos de legisladores que se encargan, con apoyo de especialistas, de emitir opiniones técnicas, denominadas dictámenes, para que el Pleno esté en posibilidad de resolver sobre la pertinencia o no de una iniciativa, que es el primer acto jurídico con el que inicia el proceso legislativo.

Esta división del trabajo legislativo tuvo sus orígenes en el sistema jurídico romano germánico en la Convención Francesa, en la cual se decidió integrar grupos de diputados que se encargarían de funciones especiales del gobierno y de los asuntos estatales. Cuando el papel del legislativo se alejó de la rama ejecutiva, aún se conservó esta forma de trabajo, aunque ahora dedicada al análisis de iniciativas de Ley.

Una iniciativa de Ley, por su particular naturaleza, necesariamente requiere de que sea analizada en una Comisión y se emita el dictamen correspondiente, tras realizar consultas con instituciones públicas y privadas, organizaciones no gubernamentales e, inclusive, realización de foros públicos, donde los actores interesados tienen la oportunidad de hacer del conocimiento del Parlamento los beneficios y afectaciones que traerá la propuesta.

Lo anterior, sólo encuentra su excepción en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión donde, por el paso del tiempo sin que se emita este documento técnico, precluye el plazo de las Comisiones para dictaminar y la iniciativa es puesta a consideración del Pleno donde debe ser aprobado por las dos terceras partes de los legisladores presentes[2]. La fórmula más común es que ante la inactividad de una Comisión, le es retirada la iniciativa y turnada a otra comisión[3].

Además de ello, la elaboración de dictámenes de iniciativas de Ley requiere de un trabajo legal exhaustivo y debidamente fundado, para que ésta tenga éxito al pasar a consideración de otra Cámara (en el caso de los Poderes Bicamarales) o del Ejecutivo e, inclusive, en su interpretación.

 

[1] Cfr. Biblioteca Jurídica Omeba,voz: Iniciativa em la Formación de Leyes
[2] Conforme al artículo 89 del Reglamento de la Cámarade Diputados.
[3] Por ejemplo en el artículo 217 del Reglamento del Senado de la República.