PUNTOS FINOS EN LA ENTREGA-RECEPCIÓN DE LAS JEFATURAS DELEGACIONALES DEL DISTRITO FEDERAL

·         Para la entrega-recepción de las Jefaturas Delegacionales, debe considerarse no sólo la Ley de la materia y los lineamientos del 3 de septiembre de 2012, sino también principios constitucionales y otros cuerpos legales.

 

El artículo 47 fracción III de la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos impone, entre otros, a los trabajadores de las Jefaturas Delegacionales del Distrito Federal, la obligación de utilizar los recursos que tengan asignados para el desempeño de su empleo, cargo o comisión, las facultades que le sean atribuidas o la información reservada a que tenga acceso por su función exclusivamente para los fines a que están afectos.

 

Esto significa que, al término de la gestión pública deberá realizarse la entrega-recepción de: a) Recursos Humanos, b) Recursos Materiales y c) Recursos Financieros. Igualmente deberá acompañarse al acta con un informe de gestión. La entrega-recepción de la Jefatura Delegacional se clasifica como final, ya que se realiza con motivo de la conclusión de la administración[1]; por ello, se deberá implementar una Comisión de Transición compuesta por representantes de la Administración entrante y saliente.

 

Los Lineamientos para la integración de la Comisión de Transición en el proceso de entrega-recepción de los Órganos Político Administrativos del Distrito Federal, publicados en la Gaceta Oficial del Distrito Federal el 3 de septiembre de 2012, establecen que una vez que el Jefe Delegacional electo reciba la constancia de mayoría, designará a los integrantes de la Comisión de Transición, comunicándola a la Contraloría Interna y al Jefe Delegacional saliente, el cual, a su vez, designará a su equipo de transición y convendrá la fecha de inicio de sus trabajos.

 

Los referidos Lineamientos, la Ley de la materia y los Lineamientos para la rendición de Cuentas derivado del Informe de Gestión de la Administración Pública del Distrito Federal[2], establecen de forma minuciosa el procedimiento a seguir para la entrega-recepción de las Jefaturas Delegacionales. Sin embargo, hay que atender cuestiones constitucionales y legales que no se encuentran explícitamente referidos en esa normativa, entre las que destacan:

 

a)    DERECHO HUMANO A LA IMAGEN, PERSONALIDAD E INTIMIDAD. Este principio debe respetarse por las autoridades entrante y saliente, por lo cual se recomienda relacionar con precisión toda información confidencial que se entregue, así como de los archivos que contienen información de personas, el nivel de acceso de las mismas al público en general y los protocolos establecidos para su conservación.

 

b)    DERECHO DE ACCESO A LA INFORMACIÓN. La Constitución General y las leyes secundarias establecen que la autoridad, mediante una reserva temporal fundada y motivada, puede restringir este derecho; por ello, se recomienda especificar la información y documentación reservada que se entrega, así como el período de clasificación y si la reserva se encuentra en litigio. Igualmente es conveniente que un fedatario público haga constar el estado de la página web de la Jefatura Delegacional, así como la información que se encuentra en el portal de obligaciones de transparencia, a efecto de hacer constar el cumplimiento a las disposiciones legales; se sugiere que el acta del fedatario se incluya en los anexos del acta de entrega-recepción.

 

c)    MEDIOS NO JURISDICCIONALES DE PROTECCIÓN A DERECHOS HUMANOS. Se sugiere que también se haga mención específica a las recomendaciones emitidas durante la administración y su cumplimiento, así como a las quejas recibidas y el avance en su desahogo.

 

d)    USO LEGÍTIMO DE LOS RECURSOS PÚBLICOS Y SU PUBLICIDAD. También resulta conveniente acreditar el uso correcto de recursos públicos relacionando las auditorías practicadas por los Órganos Internos de Control así como por las Entidades de Fiscalización Superior Federal y de la Asamblea Legislativa, las observaciones y acciones emitidas así como su cumplimiento. De la misma forma, los recursos materiales relacionados con programas sociales deben ser materia de un cuidadoso proceso de inventario y entrega a satisfacción de ambas partes, por lo que se sugiere que se entablen pláticas prioritarias para este rubro en los primeros trabajos de la Comisión de Transición.

 

Por último, se precisa aclarar que la autoridad entrante no puede negarse a firmar la recepción, ya que el artículo 20 de la Ley de Entrega-Recepción de los Recursos de la Administración Pública del Distrito Federal establece un término de quince días hábiles para verificar el contenido del acta correspondiente.

 

Legispol, S.C. cuenta con profesionales altamente capacitados para asesorar en estos procesos a ambas administraciones, con la finalidad de conseguir un proceso sin fricciones y con estricto apego a la normatividad.

 

 

LEGISPOL, Consultores.

 

 

Palabras Clave: Entrega-Recepción, Jefaturas Delegacionales, Legispol, Ley de Entrega-Recepción de los Recursos de la Administración Pública del Distrito Federal, Lineamientos para la integración de la Comisión de Transición en el proceso de entrega-recepción de los Órganos Político Administrativos del Distrito Federal, Lineamientos para la rendición de Cuentas derivado del Informe de Gestión de la Administración Pública del Distrito Federal.



[1] Ver el artículo 2 fracción V de la Ley de Entrega-Recepción de los Recursos de la Administración Pública del Distrito Federal.
[2] Publicados en la Gaceta Oficial del Distrito Federal del 29 de diciembre de 2010.