Debate sobre consumo de mariguana

En Estados donde los jóvenes tienen menor percepción de riesgo, hay mayor consumo, lo que obliga a las autoridades de salud a mantener políticas de prevención hacia estudiantes.

El 27 de enero de 2015, el Secretario de Gobernación inauguró el primero de 5 foros regionales de análisis acerca de la mariguana: el primero en Cancún sobre la salud pública y prevención de adicciones, en el que fueron presentadas ponencias a cargo de expertos en salud, con puntos de vista que seguramente tomarán en cuenta las legisladoras y legisladores, para determinar los contenidos de una reforma legislativa a diversos ordenamientos legales, sobre el tema.

Los expertos coincidieron en que su consumo daña la salud, e hicieron diversas propuestas.

Para la Doctora María Elena Medina Mora, Directora General del Instituto Nacional de Psiquiatría “Ramón De la Fuente”, con evidencia científica se ha encontrado que el consumo de mariguana afecta la memoria reciente y capacidad de aprendizaje.

A menor edad, señaló, el consumo de mariguana afecta más porque el sistema nervioso central se encuentra en desarrollo. Que hay un crecimiento en el consumo, con mayor dinamismo en mujeres menores de edad (Encuesta Nacional de Consumo de Drogas en Estudiantes 2014. Muestra: más de 160 mil alumnos).

La Doctora Medina Mora destacó en su ponencia, que mientras más joven sea la persona, el daño al cerebro por consumo de mariguana y otras drogas es mayor. Y que la facilidad de acceso aumenta el riesgo de dependencia a ellas.

Por ello, que en Estados donde los jóvenes tienen menor percepción de riesgo, hay mayor consumo, lo que obliga a las autoridades de salud a mantener políticas de prevención hacia estudiantes.[1]

Otro ponente, el Director del Instituto Nacional de Salud Pública, Doctor Mauricio Hernández Ávila, se refirió también a los efectos en la salud, que con evidencia disponible en México, el consumo de mariguana entre adolescentes produce alteraciones del proceso de neuromaduración, disminución de la memoria y habilidad verbal, además problemas de atención, se asocia con el bajo rendimiento y ausentismo escolar. Situación similar se presenta en cambios de comportamiento de menores de edad durante la exposición prenatal de mariguana.[2]

En su intervención, la Directora de los Centros de Integración Juvenil, Carmen Fernández Cáceres, aseguró que según las encuestas que elaboró la instancia que representa, el alcohol y tabaco siguen siendo el mayor problema en México.

Que en caso de drogas ilegales la mariguana es la que más se consume, con incrementos importantes en los distintos grupos de edad. Es así, que casi la tercera parte de estudiantes varones de preparatoria consumen mariguana, ello indica que la percepción de riesgo en los de este nivel de escolaridad ha bajado y es donde más aumenta el consumo.

Esta ponente comentó que el hecho de que esta problemática esté presente en niños de quinto y sexto de primaria, significa que la tolerancia social ha incrementado. Con datos de los Centros de Integración Juvenil, de 2008 a 2015, se ha elevado el 18 por ciento el consumo de esta droga ilícita en pacientes ubicados en 25 Estados del país.
Que la edad promedio de inicio es a los 13 años, reforzando la idea de atender particularmente al sector infantil. De pacientes atendidos en los referidos Centros, entre 12 y 17 años de edad, el 93 por ciento consume mariguana.[3]

Otra relevante participación estuvo a cargo de Bertha Madras, académica del Departamento de Siquiatría y presidenta de la División de Neuroquímica de la Escuela de Medicina de Harvard, quien refirió los efectos en el cerebro a consecuencia del consumo de mariguana, así como de otros daños a la salud. Hay efectos a funciones cerebrales y consecuencias vinculadas a la sicosis, depresión y esquizofrenia, en casos de consumo alto y prolongado.

Coincidió con otros expertos participantes, acerca de los efectos a la coordinación motora, así como graves daños a la salud en jóvenes embarazadas.[4]

Ya anteriormente, en declaración de abril de 2010, esta experta manifestó que los científicos habían empezado a aceptar que la adicción es una enfermedad cerebral y que, como tal, debe tenerse en cuenta y tratarse como un problema de salud pública desde todos los sectores de la sociedad.[5]

LEGISPOL Consultores, S.C.

[1] http://www.radioformula.com.mx/notas.asp?Idn=565575&idFC=2016
[2] http://plenilunia.com/novedades-medicas/consumo-de-marihuana-causa-danos-a-la-salud-maria-elena-medina-mora-directora-general-del-instituto-nacional-de-psiquiatria/39060/
[3] http://plenilunia.com/novedades-medicas/consumo-de-marihuana-causa-danos-a-la-salud-maria-elena-medina-mora-directora-general-del-instituto-nacional-de-psiquiatria/39060/
[4] http://www.jornada.unam.mx/2016/01/27/politica/003n2pol
[5] Nota de prensa 22/04/2010 http://www.cicad.oas.org/reduccion_demanda/eulac/prelease/04_22_10%20Madras.pdf