Modernidad tecnológica para la seguridad en los penales

Es de dominio público que, en el exterior e interior de los Centros Penitenciarios, las problemáticas que se presentan son, en el primer caso: la evasión de personas privadas de su libertad, robo en el perímetro de ellos, introducción de objetos prohibidos y de drogas, construcción de túneles, sobrevuelo de aeronaves no autorizadas, fuga de información, daño en bardas, rejas y zanjas, detección de posibles riesgos en la periferia entre otras.

En el interior de los Centros Penitenciarios: riñas, extorsiones, privilegios a cambio de cantidades de dinero a custodios o personal administrativo, construcción de túneles y otras formas de evasión, consumo de drogas, atentados contra la vida humana (sea la de otro interno o la propia) y otras.

Si se va colocar un sistema tecnológico de vigilancia en los penales, es fundamental tomar en cuenta estas problemáticas, la idoneidad de los instrumentos tecnológicos a instalar y la utilidad para la atender inseguridad que los caracteriza. Se podría partir para el exterior, de la Guía Básica de Seguridad Perimetral en Centros Penitenciarios, derivada del Acuerdo tomado en la Primera Reunión Extraordinaria de la Conferencia Nacional del Sistema Penitenciario de 2017, en la que se instruyó al Servicio de Protección Federal, órgano administrativo desconcentrado de la Comisión Nacional de Seguridad a su elaboración. Para el ámbito interno, siempre será vigente y profesional la orientación de Don Antonio Sánchez Galindo, en su texto “Penitenciarismo (la prisión y su manejo)”, editado por el Instituto Nacional de Ciencias Penales.

La Guía Básica antes mencionada, establece la delimitación y protección perimetral en tres zonas: a) Zona de control absoluto: 30 metros antes y después de la barda externa del penal. Incluye torres de vigilancia, claves en el control interno y externo; b) Zona de control relativo: 100 metros a partir de la barda externa del penal. Incluye estacionamiento y pregaritas; y c) Zona de control externo: círculo formado por radio de 1500 metros a partir del centro en el penal. Incluye terrenos y edificaciones, aun cuando teóricamente en esta zona no debía haber edificaciones.

Haciendo un ejercicio, para el exterior se podría proponer monitoreo con instrumentos electrónicos, con captación de video; cámaras de CCTV para vigilancia en zonas de extrema seguridad, de lección de bultos sospechosos y personas sospechosas. Así como sistema de alertamiento que identifique acercamiento externo o interno de persona no identificada.

Equipos de detección que permiten detectar armas, objetos metálicos, drogas y explosivos que pueden causar daños a la integridad física y los activos fijos de la institución o zona a proteger. Sonido a distancia supervisado por un elemento. Vía satelital, a través de sistemas tecnológicos que proporcionan porcentajes de variación en vegetación e infraestructura, para orientar patrullajes de reconocimiento.

Otros instrumentos de apoyo de las anteriores actividades: operación de barreras perimetrales, puentes o puertas especiales con dispositivos de detección y control electrónico. Sistemas de radiofrecuencia, sensores de alerta temprana para detección de intrusión o posible fuga con antelación, en áreas estratégicas perimetrales, tomando en cuenta factores, necesidades y condiciones del sitio, topografía, vegetación, fauna, clima, barreras físicas, obstáculos existentes y tiempo de reacción de los elementos de seguridad, entre otros.

Para el interior: en aduanas, zonas de visitantes y de vehículos, instalación de cámaras de video vigilancia, detectores de metales, y banda de rayos X. También instalación de cámaras de video vigilancia en entradas y salidas de sanitarios, en el circuito interior, zonas de gobierno, de ingreso, de observación y clasificación, dormitorios, talleres, servicios generales, jardines, áreas de visitas, auditorio y pasillos.

Equipos biométricos para identificación de huellas de dedo índice de cada mano, retina o la estructura facial, para comparación con base de datos (local, nacional, e internacional); con cámaras de video vigilancia que pueden enviar alarmas al personal que controla el sistema de seguridad, generalmente a través de un centro de mando y control, que concentra todos los sistemas y se toman decisiones con base en la información obtenida.

Mas no olvidemos que por sofisticado y útil que sea un sistema de tecnologías de la información y la comunicación, siempre estará al servicio de la actividad humana, como es el caso de la Institución penitenciaria.

Comisión Nacional de Seguridad. 2017. Guía Básica de Seguridad Perimetral en Centros Penitenciarios. Secretaría de Gobernación.

https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/227848/Gu_a_de_Seguridad_Perimetral.pdf Sánchez, Antonio.1991. Penitenciarismo (la prisión y su manejo). Instituto Nacional de Ciencias Penales. Primera Edición.