Urge fortalecer el marco legislativo del combate al Lavado de dinero.

v  A paso lento en comparación con la agilidad con que opera la delincuencia para lavar dinero, la Ley  Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita llamada Ley Antilavado, lleva en el Congreso de la Unión aproximadamente año y medio sin ser aprobada.

Para expertos financieros, el mayor riesgo para México, su economía y sus negocios, es el poder del crimen organizado, al contar con estructura operativa, financiera y  alto poder de corrupción. Las fuentes principales del reciclamiento de fondos ilegales o “negros” en la economía y las finanzas legales son: narcotráfico en primer lugar, comercio de armas, la defraudación fiscal, también, fuga de capitales y el contrabando.

El lavado de dinero es “el proceso desplegado por el lavador mediante el cual, sus ingresos en general de origen ilícito, son convertidos en activos que aparecen como legítimos, para ocultar su procedencia.”[1]       

Debido al gran número de actividades ilegales que se cometen diariamente en el país, se han establecido diferentes mecanismos mediante los cuales el dinero negro o sucio se hace pasar por dinero obtenido legalmente, actividad que se denomina blanqueo de capitales, cuyo objetivo consiste en hacer que ese dinero tribute y figure oficialmente como procedente de una actividad lícita. Existen diversas formas para operar dichas actividades, las más frecuentes son aquellas que se realizan por medio de instituciones financieras, entre estas se encuentran:    

·        Transferencias bancarias o electrónicas: utilizan la Web para mover fondos provenientes del lavado de dinero de un lado para otro y así no dar cuenta de las altas sumas de dinero en movimiento. Además, generalmente los blanqueadores de activos realizan varias veces trasferencias de fondos para luego hacer más difícil detectar de donde provienen los fondos.
·       Complicidad de un funcionario u organización: que omiten informar a las autoridades sobre las grandes transacciones de fondos.
  • Complicidad de la banca extranjera.

Existen otros modos de operación para el blanqueo de capitales, como los siguientes: 

·       Estructurar: los individuos que forman parte del lavado de dinero dividen o “estructuran” las grandes sumas de dinero (adquiridas por ilícitos) y las reducen al monto preciso, en el cual las transacciones no son registradas.
  • Compañías de fachada: a través de la creación de empresas y/o compañías legales, las cuales utilizan como fachada para llevar a cabo el lavado de dinero.
  • Compras de bienes o instrumentos monetarios con productos en efectivo: con el dinero generado por actividades ilícitas, invierten en bienes como autos, bienes raíces, etc. (muchas de las ocasiones estos bienes se utilizan para cometer más ilícitos).
  • Contrabando de efectivo: el dinero conseguido del lavado de dinero es  transportado hacia el exterior, mezclándose el efectivo con fondos transportados de otras empresas, para así no dejar rastro del ilícito.
  • Venta o exportación de bienes: los individuos que forman parte de esta actividad, ponen en venta en el exterior bienes adquiridos a través del lavado de dinero, y así hacer más difícil el rastreo.
  • Ventas fraudulentas de bienes inmuebles: la organización de lavado de dinero realiza compras de bienes a un precio muy por el debajo del costo real de la propiedad y la diferencia del monto real se la paga al vendedor ilegalmente, para que luego el blanqueador de activos venda la propiedad en el precio que corresponde y así comprobar ingresos.

De ser aprobada la referida legislación, incluiría varios candados y restricciones a operaciones con dinero en efectivo, un régimen de reporte de operaciones y la coordinación entre Dependencias e Instituciones relacionadas en operaciones financieras, de supervisión, investigación y sanción. Incluye reformas y adiciones al Código Fiscal de la Federación. En suma, mayores herramientas para combatir el lavado de dinero.

La misma se encuentra apegada a las 40 recomendaciones del El GAFI (Grupo de Acción Financiera Internacional o FATF-Financial Action Task Force on Money Laundering), que es un organismo intergubernamental cuyo propósito es elaborar y promover medidas para combatir el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo[2].

Palabras Clave: Economía, Financiero, Lavado de dinero, Legispol, Ley Antilavado,  Marco Legislativo, Negocios, Transferencia, Transacción.



[1] De la Fuente Rodríguez Jesús, “Tratado de Derecho Bancario y Bursátil”, Tomo II, Editorial Porrúa,  cuarta edición, México, 2002,  p. 1284.   
[2] Las Cuarenta Recomendaciones establecen el marco de los esfuerzos antiblanqueo de capitales y están diseñadas para su aplicación universal. Elaboradas inicialmente en 1990 fueron revisadas en 1996, con el fin de incorporar los cambios en las tendencias de blanqueo y anticipar posibles amenazas. En el año 2001 se inició un nuevo proceso de revisión de las Cuarenta Recomendaciones, que desembocó en la aprobación del nuevo texto revisado en junio de 2003. El documento cuenta con varias notas interpretativas dirigidas a aclarar la aplicación de ciertas recomendaciones y suministrar una guía adicional.

María del Carmen Segura Rangel.
Socia Consultora, LEGISPOL, S.C.



[1] De la Fuente Rodríguez Jesús, “Tratado de Derecho Bancario y Bursátil”, Tomo II, Editorial Porrúa,  cuarta edición, México, 2002,  p. 1284.   
[2] Las Cuarenta Recomendaciones establecen el marco de los esfuerzos antiblanqueo de capitales y están diseñadas para su aplicación universal. Elaboradas inicialmente en 1990 fueron revisadas en 1996, con el fin de incorporar los cambios en las tendencias de blanqueo y anticipar posibles amenazas. En el año 2001 se inició un nuevo proceso de revisión de las Cuarenta Recomendaciones, que desembocó en la aprobación del nuevo texto revisado en junio de 2003. El documento cuenta con varias notas interpretativas dirigidas a aclarar la aplicación de ciertas recomendaciones y suministrar una guía adicional.